PASTEL DE POLLO CROCANTE TÍA PAULINA

INGREDIENTES:

750 g de pechugas crocantes.

500 g de tomates.

3 cebollines.

2 dientes de ajo.

1 zanahoria pequeña.

1/2 pimiento verde.

2 cucharadas de concentrado de tomate.

Tomillo.

Aceite de oliva.

1 cebolla morada.

6 lonjas de tocino o panceta.

1 taza de queso parmesano o reggianito.

 

PREPARACIÓN:

Use un minipimer para picar muy finos el tomate, el ajo y la zanahoria. Use un cuchillo para picar los cebollines y el pimiento.

Ponga el ajo y cebollín a dorar en una olla con aceite de oliva. Añada el pimiento verde y la zanahoria, y mezcle bien. Cocine a fuego muy lento, hasta que la verdura pierda consistencia y se caramelice.

Agregue el tomate concentrado y deje reducir unos minutos a fuego lento para que se concentre más aún. Incorpore el tomate triturado y las especias, y cocine a fuego medio cubriendo parcialmente con la tapa. Reduzca revolviendo de vez en cuando, sazone con sal y pimienta, y reserve.

Pique la cebolla morada en juliana y fríala con sal y azúcar. Cuando empiece a dorarse, agregue media taza de agua y tape la sartén.

Disponga las pechugas crocantes previamente descongeladas en una budinera grande, y cúbralas con una capa de cebolla frita. 

Dore las lonjas de tocino en un horno eléctrico, píquelas irregularmente, y dispóngalas sobre la cebolla frita. Cubra con abundante queso en escamas, y lleve al horno durante unos 15 o 20 minutos para que las pechugas se doren y el queso se derrita.

 

Compra tus pechugas crocantes de pollo aquí.

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados